¡Vamos p´alante!

Parece que el Gobierno está tomando conciencia de que en el valle queremos trabajo, trabajo para los adultos y los jóvenes, queremos beneficiarnos del desarrollo de la mina, como de los recursos económicos que generará a través del canon y las regalías mineras.  Por eso saludamos que el Gobierno tome una decisión pronto y que no se dilate más porque nuestros hijos se van fuera del valle por falta de trabajo.

No es posible, nos dicen las madres de familia, que, pudiendo tener una oportunidad de desarrollo local, nuestros hijos tengan que partir a buscar trabajo en otras zonas, a pagar una vivienda o un cuarto, porque les resta sus ingresos.  Por eso es por lo que el Gobierno tiene que escuchar a la mayoría de la población y no a un grupo politizado que sigue los designios y consignas de algún partido político.

Si muy pronto se iniciará la etapa de construcción, sería una gran noticia, muy positiva para el valle de Tambo y la provincia de Islay, tanto por el empleo como porque en adelante habrá recursos económicos para hacer trabajos de afianzamiento hídrico y para impulsar el desarrollo de la agricultura y la ganadería, porque en el valle  no nos oponemos al desarrollo, a que la mina se desarrolle en el desierto, a que haya inversión y puestos de trabajo, porque la prioridad siempre la tendrán los vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook