Rechazamos la ideología subversiva

Informémonos y no nos dejemos engañar. Vean qué es lo que está pasando en el valle de Tambo. Hay un médico que se opone al desarrollo de la minería.  Entonces, uno se pregunta, si todos los instrumentales que emplean los médicos son hechos con metales, ¿cómo es que ese médico piensa operar? ¿con ramas? ¿Realmente sabrá de medicina?  ¿Ese médico trabaja y tiene tiempo para venir al valle a hacer campaña en contra de la minería? Será que no tienen ningún paciente o que ningún enfermo quiere caer en sus manos.  Porque los demás médicos tienen trabajo y tienen que acudir a los hospitales, consultorios o clínicas, ¿quién mantiene al Dr. Del Carpio? El activismo político antiminero.

También debemos preguntarnos, ¿por qué fue condenado y estuvo preso el Dr. Del Carpio? Acaso no fue por integrar un grupo subversivo en los años 80, acaso no fue por integrar una organización que mató a miles de peruanos a mansalva, por la espalda. Vamos a ver, queremos que el Dr. Del Carpio condene públicamente a su jefe Abimael, que rechace públicamente a los grupos subversivos de los años 80 y que haga pública su sentencia de ser parte de los grupos subversivos que atrasaron y empobrecieron al país.  Acá hablamos con la verdad, acá hablamos con pruebas documentadas.

No nos dejemos engañar, la subversión quiere la pobreza porque así es más fácil engañar a la juventud, así es más fácil indignarla y decirle que harán un paraíso cuando lleguen al poder, pero sucede que cuando llegan al poder hacen lo que están haciendo en Venezuela, expulsar y matar de hambre a los ciudadanos para robarse todo el dinero del pueblo.  Eso no lo vamos a permitir en el Perú.  Trabajo y desarrollo, eso es lo que quiere el pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook