Queremos trabajo y paz, no a un azuzador más

Hay dos posturas frente al conflicto que actualmente se desarrolla en Valle de Tambo. Por un lado, están quienes quieren y están a favor de aprovechar los recursos mineros. Ellos han propuesto un Plan de Desarrollo que garantiza el respeto a la actividad agrícola y agua para estos fines. En el otro extremo están los que no quieren minería porque no. Esa es su razón, no hay planteamientos, no hay lógica, simplemente minería no.

Uno de los que rechaza la minería es el congresista Horacio Zeballos, que no tiene ni oficio, ni beneficio, que evidentemente no representa al Valle de Tambo y que nos quiere hacer creer que con puro bla, bla, bla se va a construir lo que tanto necesitamos: la construcción de represas y pozos y la reparación de canales. Parlamentario Zeballos, nosotros sabemos que eso lo conseguiremos trabajando. Necesitamos empleo y paz, no a un azuzador más.

Si el congresista Zeballos desea hacer algo a favor de nuestro pueblo, debería mediar con los protestantes violentos para que nuestros hijos no pierdan el año escolar. Ellos quieren mantenerse en las dirigencias pasando por encima del derecho a la educación que tienen todos los niños de la zona. Cada vez está más claro que los dirigentes tienen un interés político y personal en esta protesta, por eso la quieren prolongar, valiéndose del chantaje y la extorsión.

Los pobladores del Valle de Tambo repudiamos la violencia. Estamos hartos de que un grupo minoritario quiera doblar nuestra voluntad a base de amenazas. ¿Eso queremos para el Valle de Tambo? Particularmente no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook