¿Qué le molesta a Meza?

A Miguel Meza, autonombrado vocero del Valle de Tambo, se le ha dado por cuestionar todo. Cuestiona que se organicen campañas medidas, cuestiona que se haya financiado los expedientes médicos de los hospitales de Cocachacra y Alto Inclán, cuestiona todo lo que venga de la inversión minera. Sin embargo, no se cuestiona por qué nadie va a sus convocatorias.

La población no acude a las asambleas, reuniones y demás convocatorias encabezadas por Meza, o por cualquier otro autonombrado representante del Valle de Tambo, porque ya están cansados de extorsiones, de actos delictivos, de que se sigan aprovechando de su necesidad y de su pobreza, quitándoles sus pocos recursos para financiar un paro que más que beneficios ha generado pérdidas.

Los niños casi pierden el año escolar, los jubilados estuvieron cerca de quedarse sin cobrar su pensión, miles de turistas desistieron de viajar a Arequipa en temporada alta, las herramientas de trabajo de los transportistas fueron agredidas. Los agricultores perdieron su producción y pagaron los cupos con los que unos cuantos “dirigentes”, entre ellos el propio Meza, se beneficiaban.

A estas alturas queda claro que el paro no fue por amor al Valle de Tambo, a la naturaleza, a la lucha justa, ni a esas causas tan nobles que Meza y compañía no se cansan de nombrar cada vez que pueden. La paralización fue una táctica muy bien armada para ganar dinero sin mover un dedo, para cubrir sus ansias de figurar, para ganar simpatizantes para una próxima campaña política.

Por eso, Meza, es que nadie hace caso a tus convocatorias. Tenemos cosas más importantes en las cuales pensar y que hacer, como para preocuparnos por ir a marchar contigo. Si Meza estuviera realmente preocupado, apoyaría las iniciativas provenientes de la inversión minera, no les pondría peros, no las cuestionaría. Si el Valle de importara a Meza, hace rato se hubiese puesto a trabajar y admitiría abiertamente que su paro no funcionó. Queremos trabajo e inversión, no más perdidas de tiempo. ¿Alguna otra pregunta Miguelito?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook