Promotores contra la salud

Las mentiras y la desinformación son los grandes aliados de quienes se oponen al desarrollo y son promotores del hambre, la miseria y, ahora, del coronavirus. Ellos, que no representan a nadie, asustan a la población y en vez de propiciar que se hagan jornadas que protejan a los vecinos del virus critican todas las iniciativas preventivas y las entorpecen. Si no están haciendo nada por el Valle de Tambo ¿no sería mejor que se queden calladitos?

Si quieren hablar que digan la verdad, que los espacios públicos se convierten en focos infecciosos cuando una persona infectada pasa por allí y tose o estornuda sin cubrirse la boca y nariz con un pañuelo de papel, por eso es necesario que quienes tienen el virus se mantengan aislados incluso de su familia hasta que supere la enfermedad. Pero, como eso nos le da ninguna ventaja a los excandidatos que se creen voceros, prefieren no difundirlo.

Mientras tanto, las grandes empresas, entre ellas las mineras formales y responsables, siguen donando instrumental a los hospitales, repartiendo kits de seguridad a los pobladores, fortaleciendo medidas preventivas o colaborando en las tareas de desinfección. Lo último fue la presencia del Waiky, un vehículo nebulizador que se paseó por las calles de Mollendo desinfectándolas.

Parece que los virus que mató el Waiky eran amiguitos de los excandidatos,  ya que se molestaron, aunque la verdad es que la presencia del camión desinfectante los desconcertó,  ya que fue una gestión del proyecto minero Tía María, que demostró su compromiso con los vecinos de Islay. Los opositores al desarrollo saben que las buenas acciones permiten que la población vea que quienes mienten, quienes engañan y quienes se oponen al trabajo y a la salud son los mismos que gritan mina no, es decir los antidesarrollo.

Ellos, quienes se creen representantes porque gritan y extorsionan a los pobladores, no solo son promotores del hambre y la miseria, ahora también son pro coronavirus, o sea aliados de ese virus que todos detestamos. Y para variar, los reclamos de la población es lo último en lo que piensan, pero para contar lo que se meten al bolsillo cobrando cupos nadie les gana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook