Plaga de trepadores

Tenemos una plaga de trepadores de techos que instalan banderas donde nadie los llama. Esa plaga responde a los intereses lentejeros de los hermanos Del Carpio y otros servidores que representan a capitales foráneos empecinados en que no se realice la inversión minera el en valle de Tambo.

Esa plaga ni sus “criadores” nos representan y por ello, con todo derecho, podemos quitar esas banderas que simbolizan violencia e intereses foráneos; así mismo, tenemos todo el derecho de apoyar la inversión privada y la operación del proyecto minero Tía María.

Esta campaña de trepadores es necesariamente financiada por alguien que permanece oculto, sin mostrar su verdadera identidad y que busca presentar a los confeccionadores de banderines como personas comprometidas con el pueblo y sus intereses, lo cual no es cierto. Se trata de un grupo de personas que subsiste con el negocio de la confección de banderines, como lo harían vendiendo naranjas en un parque.

Los hermanos Del Carpio y algunos de sus secuaces y empleadores han formado una gran mentira que, han inflado tanto, que está a punto de reventar. ¿Quiénes realmente siguen sus propuestas violentistas? Lo que sí se escucha son las voces de quienes se quejan porque están invadiendo sus techos para colocar banderas.

El oponerse al proyecto minero en el desierto es una legítima y democrática opción que se respeta; sin embargo, lo que no se puede tolerar es que existan personas que mientan al pueblo y que traten de manipularlo a cambio de unas lentejas para llenar sus bolsillos. Decir que la mina está muy cerca, que usará el agua del río, que producirá humo, etc., son un cúmulo de mentiras que nada tienen que ver con la realidad. Son falsedades de las cuales es fácil librarse consultando a los verdaderos expertos que representan a la empresa minera.

No nos dejemos engañar, no permitamos que pasen varios años más hasta que la venda de las mentiras caiga de nuestros ojos. Abramos las puertas al progreso y venzamos la pobreza, con desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook