Paro Indefinido: Cualquier cosa, menos desarrollo

Hasta la fecha el paro en Islay ha logrado detener la construcción de centros de salud en Alto Inclán y Cocachacra, suspender las clases perjudicando a todos los escolares de la zona y evitar comercializar la leche por el bloqueo de vías. Es decir, cualquier cosa, menos desarrollo y oportunidades. Lastimosamente, el gobernador regional de Arequipa. Elmer Cáceres Llica, lejos de buscar alguna solución, apoya la violencia.

Es claro, de que Cáceres Llica y Jorge Del Carpio, tienen como objetivo construir un candidato para empobrecer al país y desde el poder, puede hacer y deshacer a su antojo. Es decir, los dirigentes de este paro, desean cualquier cosa, menos trabajar por los sectores más vulnerables de la población, detener la violencia o buscar el progreso de la región. Esta protesta no busca proteger ni al medio ambiente, ni los agricultores. Esta protesta tiene un fin político.

La única forma de cesar con tanta violencia, es la tolerancia, la que brilla por su ausencia en las zonas afectadas por el paro. Todo el que diga que el desarrollo del proyecto minero será de gran beneficio para la provincia, es atacado, amenazado y asediado por quienes creen lo contrario. Dicen que su principal temor es el resquebrajamiento de la montaña rocosa que separa La Tapada del valle del Tambo, y no hay Estudio de Impacto Ambiental que los haga cambiar de opinión.

Los enfrentamientos se siguen dando, el Gobernador Regional no hace nada, y la dirigencia huelguista ha dejado a los escolares sin clases, a los trabajadores sin poder laborar, y a los ganaderos sin poder vender su producción lechera. Bloqueando calles, carreteras, amenazando a los pocos negocios que subsisten en el valle del Tambo, es claro que no se puede salir de la pobreza.

Es momento de responder a los violentos, de hacerle frente a los extorsionadores, de buscar el desarrollo del valle diciendo si a la seguridad, a la paz, a la construcción de puentes de entendimiento. Es momento de unirnos para rechazar medidas extremas que no nos llevan a ninguna parte. Es momento de decirle a todos que nosotros si queremos, y creemos, en el progreso de nuestro pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook