Para chiste está bueno

Cuando una gestión pública es exitosa el pueblo lo reconoce y el caso se estudia, se adapta y se replica. Es claro, que el trabajo del Gobierno Regional de Arequipa no fue malo, fue nulo, ni se hizo, ni se deshizo, y eso nos ha llevado a contar por miles los contagiados por COVID-19. El Ministerio de Salud está interviniendo Arequipa porque el Gobernador Regional no estaba haciendo nada, o más bien estaba muy ocupado preparando su candidatura a la presidencia y no tenía tiempo para enterarse de lo que pasaba en los hospitales de la región.

Si, Elmer Cáceres Llica ha anunciado su candidatura y tiene unos cuantos ayayeros asalariados que aprovechan cuanta oportunidad tienen para defenderlo y alabarlo. En eso gasta el dinero del pueblo arequipeño. Los arequipeños que realmente amamos nuestra tierra no olvidamos lo que pasó en La Joya, a donde llegó el Gobernador Regional en una borrachera de campeonato e hizo una apología al odio que hasta ahora nos produce vergüenza ajena.

Tampoco olvidaremos lo que acaba de pasar. Mientras los doctores, las enfermeras y los técnicos piden equipos de protección personal, el gobernador borrachin, guardaba 43 toneladas de medicamentos y equipos de protección personal – epp en los almacenes de la Gerencia Regional de Salud. ¿Nuestros profesionales de la salud se merecían esta acción criminal del gobernador? Christian Nova, gerente regional de Salud, ha dicho que el caso se investigará, ¿acaso va a investigar a su jefe?

Y aún así, el Gobernador borrachín quiere ser Presidente de la República, nos preguntamos qué haría si llegara a ser Presidente del Perú. Llenaría de monumentos al cóndor todo el país, mientras nos vamos a la ruina, repitiendo los horrores cometidos en Arequipa, porque Cáceres Llica no ha aprendido de los errores cometidos, por el contrario, insiste en ellos y cuando termina de meter la pata empieza a buscar responsables de sus atrocidades y se victimiza. Culpa al Consejo Regional, al Gobierno Central, al pueblo arequipeño, al que calificó de traidor, a Tía María, a quien sea, pero nunca asume su responsabilidad, típico accionar de los alcohólicos.

Solo nos queda recordarle al Gobernador borrachín que, errar es de humanos, cometer el mismo error dos veces es de tontos, pero equivocarse con lo mismo siempre, eso ya no tiene otro nombre. Cáceres Llica no sabe qué hacer con Arequipa, y quiere hacerse cargo del Perú? ¡por favor! Para chiste está bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook