Otto Hito: El narrador de cuentos

El ingeniero geólogo Otto Hito Urquizo, poblador del valle de Tambo, lleva varios años manifestando su rechazo a la inversión. En 2015 se mostró en desacuerdo con la construcción de la anhelada represa de Paltuture. Obra que sería de mucha importancia para solucionar los problemas hídricos de los agricultores locales. El argumento que utilizó aquella vez descansa sobre la falsedad de que el uso de esas aguas será exclusivamente para el proceso de obtención de minerales por parte de Southern Copper.

El argumento de Hito para oponerse a la construcción de la estratégica represa es falso porque el proyecto Tía María usará íntegramente agua proveniente de una planta desalinizadora construida exclusivamente para ese fin. No usará agua del río Tambo ni de una hipotética represa que hasta el día de hoy no se ha construido y que muy probablemente solo se construirá si el proyecto minero se desarrolla en el desierto.

Para este pintoresco personaje la viabilidad del proyecto se fundamenta en que todos los ministros, desde hace varios gobiernos, son pro mineros y no les interesa el bienestar de la población. Al parecer los argumentos “científicos” se le acabaron y ahora hace uso de otros que parecen sacados de una película dramática o de suspenso en la que “todos están contra mí”.

Además, el ingenieron Hito es irresponsable en sus declaraciones porque promueve reacciones violentas, alentando a “derramar la sangre” para supuestamente defender al valle de Tambo de las autoridades nacionales y de quienes apuestan por el desarrollo de la zona. Este tipo de discurso es muy peligroso para el órden social porque genera un movimiento anarquista y de fundamentalismo acrítico basado en una ideología anti-inversión, algo semejante sucedió en muchos puntos del país cuando Sendero Luminoso y el MRTA llenaban de sangre centenares de pueblos y destruían la infraestructura pública y privada.

Para ser honestos, los escándalos que giran en torno a los opositores al proyecto de inversión Tía María se relacionan mucho con intereses económicos y de poder, antes que ideológicos. Los lentejeros del valle o la “importanción” de especialistas preparados en Chile y vinculados a intereses económicos de empresarios mineros de este país hermano, son algunos de los elementos de juicio que debemos tener en cuenta antes de escuchar a Otto Hito, Miguel Meza Igme o David Del Carpio, quien debiera saber perfectamente que el fundamento técnico que se usará para obtener el agua para el proyecto Tía María es usado en Toquepala (Chile) hace más de 20 años, sin que este sea causa de contaminación.

No dejemos que nos engañen con argumentos pseudo científicos que no tienen asidero en la realidad y que responden a intenciones egoístas de personajes que prefieren dejarnos sin desarrollo antes que perderce unas lentejas, posición política o algún otro interés mezquino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook