Los hermanitos Cornejo

Julio Cornejo, alcalde distrital de Cocachacra, y su hermano Jesús Cornejo, presidente de la Junta de Usuarios del Valle de Tambo, se han convertido en la antítesis del desarrollo, en la muestra andante de la falta de voluntad, la incapacidad, la intolerancia y la mala fe. Cada hermano Cornejo desde su cargo ha hecho cualquier cosa, menos representar a esos pobladores, agricultores, ciudadanos que depositaron su confianza en ellos y ahora, que se dan cuenta que sus caritas de buena gente no eran más que un teatro bien montado, sienten una enorme decepción.

Las promesas de agua y desagüe, de obras por administración directa, de mejoramiento de calles y espacios públicos, la defensa de los agricultores, y el apoyo de los integrantes de la Junta de Usuarios que preside su hermano, llevaron a Julio Cornejo al sillón municipal de Cocachacra. Lamentablemente llegó al poder y se olvidó de todas las promesas que hizo.

Lo que es peor, hay 26 trabajadores municipales que hace un año no reciben ni un sol. El Ministerio de Economía y Finanzas, la Defensoría del Pueblo y hasta el Ministerio Público les ha dado la razón, pero el acalde de Cocachacra sigue sin pagarles, aduciendo que el Municipio no tiene plata, sin embargo, si hay recursos para comprar una camioneta último modelo y para celebrar la Navidad con orquesta y todo.

Por su parte, Jesús Cornejo, se ha vuelto enemigo de Valle Arriba, porque esa zona rechaza su gestión al frente de la Junta de Usuarios del Valle de Tambo y no se suma a los paros del colectivo Agro si, Mina no. Los pobladores de Valle Arriba se han visto privados de agua para regar sus cultivos, siguen sin tener acceso al agua y desagüe y están al borde de una crisis sanitaria, pero el alcalde o no sabe, o se hace el loco. Sea como sea, esta zona de Cocachacra, se siente abandonada, no es parte de una comunidad, se reconocen como el patio trasero del distrito, ese que nadie quiere ver, que no tiene voz, que no importa a las autoridades.

La pregunta que cae de madura es, ¿qué pasa con los recursos con los que cuenta la Municipalidad de Cocachacra y la Junta de Usuarios del Valle de Tambo? Los Cornejo no saben nada de administración pública, pero si saben cuanto llevar a sus bolsillos. Si hay presupuesto, pero no vemos mejoras, o hay incapacidad de gestionar la administración pública, o la corrupción, esa enemiga que tanto daño le hace al país ha llegado al Valle de Tambo para instalarse en entidades que deberían servir al pueblo.

Los hermanitos Cornejo están haciendo mérito para que todo el Valle de Tambo, cansado de abusos, del incumplimiento de promesas y de amenazas, les diga, por favor, váyanse a su casa, ustedes no nos representan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook