Los “anti” no quieren nada que no sea su propio interé$

the many dollars. money background

Los “anti desarrollo” no han logrado ninguno de sus objetivos.  La población los rechaza porque su discurso político fue emplear como bandera el agro y la supuesta defensa del ambiente, pero, lo cierto es que no han hecho algo positivo por ni lo uno ni lo otro, solo se han dedicado a llenarse los bolsillos con los millones de soles de las juntas y luego tentar cargos políticos para seguir robándole a la población. Para ellos, ser “anti” mineros es una excusa para mantenerse en las dirigencias y es la manera como se enriquecen a costa de los agricultores, pero ya es momento de decirles hasta aquí nomás.

El congresista Wilbert Rozas, al que trajeron los “anti” para hacer bulla y desinformar a la población del país, ha salido a decir que la población rechaza el desarrollo. ¡Nada más falso!, la población apoya el proyecto minero Tía María y no ve las horas para que se inicie para postular a uno de los miles de puestos de trabajo que se van a generar.  El congresista Rozas es el de la florcita, de la misma organización política que los Cornejo y otros, preguntémonos, ¿alguna vez se ha manifestado a favor de algún proyecto minero? No, nunca.  Ahora nos dice que las banderitas que colocan sus partidarios, aprovechando la oscuridad de las noches es una muestra del no. ¡Falso! Ellos violentan nuestras casas cual delincuentes y colocan una bandera que no es la del Perú y encima nos amenazan si las quitamos.

Ahora, los “anti” han traído a una persona de origen alemán para impresionarnos.  Ojalá que nos cuente cómo es que Alemania aprovecha sus minas de carbón para generar energía, porque Alemania es un país que se recuperó mediante el trabajo y el aprovechamiento de todos sus recursos naturales tras perder dos guerras mundiales. Pero sucede que este tal Reinhard Seifert, cuyo discurso —“casualmente”— coincide con el de los hermanos Del Carpio, también se opone al desarrollo del valle de Tambo, Islay, Arequipa y el Perú.

Sería bueno que nos diga por qué su gobierno no viene a invertir en el Perú y nos construye una represa, porque ellos tienen mucho dinero y también tienen un agro desarrollado.  Vamos a ver si se compromete a traer más de $1.400 millones de inversión para el desarrollo de la agricultura y la ganadería local. Ellos, los “anti”, no quieren minería, pero tampoco quieren el desarrollo del agro y la ganadería. Nosotros queremos el desarrollo de todos los sectores, que el valle progrese y el desierto empiece a producir para que se apuntale el desarrollo de la agricultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook