Llegarán al mercado nuevas variedades de papa y arroz

La Esquina del Piquero

¡Atención!, orejas paradas, oídos atentos y ojos avizores, el instituto nacional de Investigación Agraria informa que lanzará al mercado nuevas variedades de papa y arroz. Para nosotros resulta muy importante, porque como agricultores del valle de Tambo sabemos que la papa y el arroz son nuestros principales productos. Cualquier tipo de papa y de arroz que ingrese al mercado puede constituirse en una oportunidad para producirlo localmente o, si no tenemos orientación de nuestros dirigentes candidatos, también se puede convertir en una oportunidad para otras regiones productoras y en una amenaza para quienes queden rezagados. En el caso de la papa se trata de una variedad fortificada denominada Kulli papa, porque tiene condiciones para poder almacenar mayor cantidad de fierro y zinc, lo que contribuirá en la lucha contra la anemia infantil y con mejores resultados para los niños en edad escolar por la presencia del zinc. Se estima que en el mes de diciembre esta variedad de papa ya estará lista para su producción y comercialización. Con relación al arroz, el ministro de Agricultura, Gustavo Mostajo, señaló que la nueva variedad del cereal es tolerante a plagas y enfermedades, tiene mayor rendimiento e incluso tiene mejores cualidades culinarias. Este tipo de arroz se empezará a cultivar en la selva, pero también será probado en otras zonas del país para conocer su capacidad de adaptación. ¿Qué aprendemos de esto? Que necesitamos destinar recursos a investigación para que nuestros cultivos mejores, que necesitamos contratar personal competente de quienes aprender. ¿Sabías que la Universidad San Agustín de Arequipa recibe el 5% del Canon y Regalía Minera para destinarlo a investigación y desarrollo regional, principalmente de las zonas donde hay actividad minera? Bueno, ahora tenemos otra razón más para garantizar nuestra alimentación presente y futura, la nuestra, la de nuestros hijos y la de nuestros nietos. Y así hay quienes se oponen a que haya inversión en el desierto. No caigamos en la politización. Apostemos por el cambio, la esperanza y el empleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook