La minería está en todas partes y Tía María está en el desierto

1. Cuando alguien dice no a la minería olvida que la minería está en su propia casa, que está presente en un clavo, en un artefacto eléctrico, en los cables que llevan la energía eléctrica, en los celulares, en las plantas de tratamiento de agua potable o en las de saneamiento. La minería también está presente en las aulas en los centros de salud, etc. La minería está en todas partes, por lo que quienes manifiestan un no, no han tomado en cuenta una realidad que hace indispensable emplear los recursos naturales para generarnos mayor calidad de vida. Lo emplearon las culturas pre incas como los Paracas para extraer un tumor del cerebro de alguno de sus habitantes, también está presente en las joyas del Señor de Sipán, en el oro de los Incas, en el oro producido durante la Colonia y la República. La minería es parte del pasado, también del presente y de seguro lo será del futuro del país, tan cierto es lo que les manifiesto que viendo el Escudo nacional apreciamos el mejor ejemplo de cómo debemos aprovechar el potencial minero, los bosques y la actividad agrícola, así como la ganadera representada por la vicuña. El Perú es fundamentalmente estas tres actividades y en el valle de Tambo las tenemos, excluir o pretender excluir alguna por motivos políticos es absurdo, contrario al legado de los fundadores de la patria y contrario también a los intereses de cada uno de nosotros. Tía María es importante porque se ubica en el desierto, es importante porque significará una inyección capitales nunca antes vista en la provincia de Islay, es importante porque generará oportunidades de empleo, especialmente para los residentes. En adelante, los jóvenes tendrán una oportunidad de crecimiento sostenido, de fortalecer su arraigo, su identidad y compromiso con la localidad que los vio nacer. Tía María va porque junto con ella avanzará también la agricultura y la ganadería y continuará mejorando la calidad de la atención de la salud, así como la mejora de la calidad educativa. Por eso estamos con Tía María, por eso rechazamos la violencia, por eso pedimos su apoyo y respaldo a un gran proyecto que está próximo a iniciarse. Bienvenida Tía María, bienvenida la inversión y el desarrollo.

2. Estimados amigos, el próximo 9 de diciembre es la fecha del referéndum nacional, así como la segunda vuelta para definir quién o quienes se harán cargo de ciertas alcaldías, o del Gobierno Regional de Arequipa, siendo muy importante el proceso político, la consolidación de la democracia, es lamentable que aspectos productivos sean incorporados a la campaña electoral para atraer algunos votos. Sea quien finalmente resulte elegido, tendrá que fortalecer la estructura productiva de la región, de lo contrario los recursos económicos que dispone esta serán menores. Aún en Arequipa tenemos carencias y mayor aún es el porcentaje de familias en situación de pobreza o desempleo en la provincia de Islay. Por eso, porque no queremos que se repitan los errores del pasado es que los invitamos a una reflexión, a trabajar juntos, a construir la oportunidad que requieren nuestros niños, nuestros jóvenes y nuestros adultos. El valle va a progresar con Tía María y Tía maría progresará con el valle de Tambo.

3. Queridos radioescuchas, los medios nacionales informan que se han levantado las restricciones para el ingreso de arroz peruano al mercado de consumidores colombianos, es decir, se están abriendo nuevos mercados que tendremos que satisface solo si tenemos precios competitivos. ¿Cómo se logran mejores precios?, reduciendo nuestros costos de producción o aprovechando mejor los recursos que tenemos a nuestra disposición. En el caso del agua, se sabe que por la antigüedad de los canales de distribución se agua se pierde un gran porcentaje de agua, tanto por evaporación como por infiltración. Es decir, tenemos agua que desaprovechamos y luego tenemos problemas para abastecer en la medida que las plantas requieren a nuestros cultivos. Invertir en la mejora de los canales, como en la eventual construcción de pozos de agua que satisfagan a los agricultores en un tema que tenemos que abordar. La represa es otro tema, como lo es la mejora de los servicios de salud y educación en el valle de Tambo. No obstante, todo ello que representa una oportunidad termina de desaprovecharse si es que no contamos con las inversiones de capital, con las inversiones de dinero, que hagan posible todo aquello que el valle necesita, que los pobladores necesitamos. Salud, educación, infraestructura vial e hídrica resultan indispensables, pero no tenemos recursos suficientes. Negarnos al aprovechamiento de los recursos naturales que tiene sepultado el desierto representa la pérdida de muchas otras oportunidades. No sigamos a quienes quieren dilatar el desarrollo, no sigamos a quienes buscan generalizar la pobreza en el valle de Tambo, a quienes buscan que no tengamos otra alternativa que la venta de nuestras parcelas y de nuestras chacras, por eso se oponen a todos, porque un campo improductivo pierde valor y son precisamente los promotores de la pobreza los que se oponen al desarrollo productivo en el desierto. Tía maría es la oportunidad del desierto que no debemos desaprovechar. Ya hemos esperado más de 10 largos años y las promesas de desarrollo de los promotores no llegan ni llegarán, porque saben que el Estado priorizará la reconstrucción del norte antes que invertir dinero en el sur del Perú. Solucionar las cosas mediante a organización de protestas es menospreciar la vida de los pobladores del valle, es incitarlos a la violencia, es promover el caos y la desesperación. Eso no lo queremos, Tía maría es el sueño de todo hombre de bien que ve en Tía María la oportunidad que estaba esperanzo desde hace algunos años atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook