¿Igualdad en la pobreza o diversidad de oportunidades? Tú eliges

1. Sorprende que un dirigente de la Federación Departamental de Trabajadores de Arequipa se manifieste en contra de la generación de puestos de trabajo, quizás no se ha enterado que en el valle de Tambo hay desempleo, que los jóvenes tienen que ir a otras provincias o regiones en busca de oportunidades porque en el valle no las hay. Hubiésemos querido escuchar que el dirigente Chapa se sume al anuncio del inicio de la construcción de la mina Tía María, pero lamentablemente no es así, él quiere seguir conduciendo a los trabajadores hacia el desempleo, a la menor remuneración posible, a la desesperación, como lo hace su par ideológico Nicolás Maduro en Venezuela, donde han llevado al extremo de la pobreza a su pueblo que hoy se ofrecen por mucho menos que el sueldo mínimo. Eso no queremos para el Valle de Tambo ni para el Perú. Todo lo contrario, queremos trabajo digno, respetuoso del ambiente, queremos crecimiento continuo y un mejor futuro para todos los peruanos, en especial para nuestros hermanos del valle de Tambo. Señor dirigente José Luis Chapa, usted no es un dirigente de los trabajadores, usted es un político que admira el comunismo empobrecedor que busca una igualdad en la pobreza, nosotros lo que queremos es una oportunidad para crecer y vivir con bienestar.

2. Amables amigos, ¿cómo interpretarían que una persona decida estudiar para ingeniero agrónoma u luego reniegue del trabajo en la tierra?, ¿cómo interpretarían que alguien que estudió para ser ingeniero pesquero termine renegando de la pesca? ¿cómo interpretarían que un médico termine renegando de la medicina? Pues todos diríamos que estas personas se han vuelto locas, que están esquizofrénicas, estudian algo para decir que no se haga la actividad para la cual estudiaron. Bueno, eso es precisamente lo que está sucediendo con el ingeniero geólogo Otto Hito, se llenó las manos de plata con la minería del pasado y hoy que es moderna, que ha desarrollado tecnología para evitar el impacto ambiental y nadie lo contrata porque es un ingeniero desactualizado, no le queda más que renegar de su profesión. Lo que está detrás de su actitud no es más que la envidia frente a sus colegas que están al día con la minería. Su actitud es la del envidioso que actúa como el perro del hortelano, él se dice a sí mismo, si yo no puedo comer, tampoco tú. Queridos oyentes, esa es la mentira del comunismo, ni inversión ni trabajo, solo miseria. Por eso votamos en contra de ellos, porque hace más de 10 años que nos dicen que desarrollarán el valle y no hacen más que mentirnos, envidiar y destrozar la posibilidad de generar un futuro mejor. No son la mediocridad ni la envidia ni la mentira las que detendrán el progreso del valle de Tambo. Que el desierto produzca riqueza y que el valle progrese, eso es lo que todos queremos, salvo Otto.

3. Queridos vecinos del valle de Tambo, es lamentable escuchar que se siguen difundiendo mentiras en contra de una gran inversión socio productiva en el desierto, se dice que se va a producir oro, pero eso no es cierto por una sencilla razón, el oro se produce en plantas de metales preciosos y en el desierto donde se construirá Tía María no se va a construir una planta de metales preciosos porque el volumen de otros metales, diferentes del cobre, no justifica la construcción de una planta de esas características. En el proyecto Tía María, a 11 kilómetros de distancia del valle de Tambo se va a construir una planta de lixiviación, la misma que sirve para producir cobre en planchas y no barras de oro. Todos vamos a poderlo comprobar cuando se culmine la construcción de la mina del desierto. Vecinos, en Tacna está la mina Toquepala, donde hay una planta de lixiviación similar a la que se va a construir en Tía María, cientos y quizás hasta miles de personas, estudiantes, profesionales, autoridades, etc., la visitan anualmente, tanto para aprender las mejores técnicas de recuperación de los metales, como para constatar que en dichas plantas no se procesa metales preciosos, así que una vez que entre en operación Tía María, se constatará, una vez más, que estos señores antimineros son capaces de todo para lograr sus objetivos, son capaces de seguir mintiendo, su rencor por haber fracasado en las pasadas elecciones es tan grande que quieren que el pueblo se empobrezca más. Nosotros no. Queremos que avance y por eso estamos porque el desierto produzca en lugar de que sea un terral improductivo. Si nos dicen que ellos pueden generar recursos económicos para el vale, por qué no lo hacen, porque no traen capitales y generan empleo, por qué en lugar de hablar y lanzar mentiras no hacen al represa, conversan con Puno y Moquegua para que Tambo tenga su propia agua. ¿Saben por qué no lo hacen?, porque simplemente nos mienten y nosotros no queremos más mentiras.

4. Queridos amigos, acá hay una comparsa que la baila Marilú Marroquín, la fracasada candidata a la alcaldía de la provincia de Islay, lo hace junto a Miguel Meza Igme, el maltratador de las mujeres y acosador de niñas, acá hay una comparsa de la ultra izquierda en favor de la pobreza, del hambre y de la miseria; acá hay una peligrosos juego donde está en ingeniero geólogo que se llama Otto Hito, que dice que no le pagan o le pagan mal las municipalidades. Sería bueno que nos diga de qué vive y cómo hizo su dinero, porque lo que está confesando es que alguien está malversando los fondos de los municipios, que son dinero del pueblo, de los vecinos que se entregan en administración a las autoridades de la municipalidades para que hagan obras para el pueblo de sus distritos o provincias, pero no son dineros para pagarle a sus amiguitos de partidos izquierdistas que en cada campaña electoral se presentan con otro nombre porque su objetivo es mentir, engañar al pueblo y llegar al poder como sea. Bueno señores, el pueblo del Valle de Tambo y de Islay ya les dijo No. Quieren escucharlo una vez más, el pueblo le dijo No a Marilú, le dijo No a Miguel Meza Igme, le dijo No a Jaime de la Cruz y también le dice No al arrepentido ingeniero geólogo Otto Hito, oye, ponte de acuerdo contigo mismo y deja de estar beneficiándote con los dineros de los municipios porque esto hay que denunciarlo y enjuiciarlo. Acá se está cometiendo una defraudación al municipio y una estafa el pueblo de la provincia de Islay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook