Foto: EL Búho

El autodenominado dirigente social, Miguel Meza Igme, convocó a una marcha ayer domingo 27 de setiembre en Cocachacra; sin embargo, la concurrencia de público fue casi nula. Y obvio, tal parece que Meza Igme sigue sin enterarse que la población ya está harta de tanta marcha, y más bien, lo que quieren es mayores oportunidades de empleo, sobre todo en medio de esta crisis económica generada por la pandemia.

Por cierto, ¿no están prohibidas este tipo de aglomeraciones públicas? Si bien, no hubo tanta concurrencia de gente, esta clase de convocatorias pone en riesgo la salud de las personas asistentes de contraer y propagar el virus de la COVID-19.

Tal parece que las más de 32,000 víctimas mortales, ni el esfuerzo de las autoridades y la población en general, por mantener los protocolos de seguridad, le importa poco a este seudo líder social; muy por el contrario, solo quiere buscar protagonismo para sus fines políticos. ¿Vale la pena poner en riesgo la salud pública?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook