Hagamos realidad el sueño de Paltuture

40 largos años han transcurrido desde que se escuchó sobre el proyecto de construir la represa de Paltuture y esta aún es un sueño para los agricultores del valle de Tambo. Han pasado gobiernos de izquierda y de derecha, y ninguno la construyó.

Para el Gobierno Central es más factible gestionar recursos para obras en las provincias y regiones donde se produce riqueza, pues, así se asegura un retorno de la inversión, más aún cuando se trata de inversiones grandes, como la que se requiere para construir una represa.

Por ello, para que se construyan las obras de envergadura que necesitamos, requerimos que el desierto se convierta en productivo, porque lo que producimos en el valle no ha sido suficiente ni siquiera para darle trabajo a todos los ciudadanos, menos aún para solucionar los problemas de abastecimiento de agua.

Cuando recibamos los recursos del canon y las regalías mineras podremos construir la represa, mejorar los canales, hacer los pozos que aliviarían prontamente la carencia de agua, etc. Frente a la minería, los activistas que se oponen a ella solo saben decir NO, pero no saben trabajar ni lograr acuerdos en beneficio de los agricultores.

Dichos activistas que son dirigentes y autoridades que rinden culto a las dictaduras de turno en Latinoamérica, como Maduro en Venezuela y los Castro en Cuba, viven atornillados en el poder y se alimentan de los recursos del pueblo, sin aportar realmente, organizando revueltas para llegar a ser autoridades y una vez en el mandato no hacer nada provechoso para el país.

En lugar de oponerse a que el desierto se convierta en generador de riqueza, los dirigentes de siempre deben preocuparse porque haya un gran impulso agroexportador, pero, para eso se necesita regular el agua para que no falte a lo largo del año, tecnificar el campo y adoptar nuevas y mejores técnicas de cultivo. Es así como se progresa y no con enfrentamientos ni con violencia.

Afortunadamente, el pueblo del Valle de Tambo ya se percató por dónde está el desarrollo y la salida adecuada para avanzar. El valle requiere recursos y esos recursos provendrán de manera continua y segura durante muchos años del proyecto minero Tía María.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook