El valle rechaza a los “anti” desarrollo

Otra vez los “anti” desarrollo gastando tinta y llenando papelitos para arrogarse una representación que el valle de Tambo rechaza.  Esperamos que el gobierno les ponga un reto, un mínimo de 2 mil personas para decir que siquiera un poco más de 10% de la población respondió a la convocatoria de quienes no trabajan por el agro y tampoco quieren que se genere riqueza en el desierto.

Si no llegan a convocar a este número de pobladores, el Gobierno, en representación de más del 90% de los pobladores de la provincia de Islay, habitada por más de 52 mil personas, debería otorgar de inmediato la autorización para la generación de miles de puestos de trabajo en el desarrollo del proyecto minero del desierto.

Estamos seguros de que los “anti” no van a conseguir aquel apoyo, así que pedimos al Gobierno Central estar atento e impulsar de una vez por todas el desarrollo de la provincia que significará la consolidación de la agricultura, ganadería y pesca junto a la minería.

Los “anti” dicen que la minería beneficiará a unos cuantos; sin embargo, un claro ejemplo es Moquegua, en donde estudian más de 33 mil niños y jóvenes en escuelas públicas, allá todos los profesores han sido capacitados, se han instalado pizarras interactivas, laboratorios de cómputo, etc. ¿Por qué hacen esto los mineros en Moquegua? Porque les importa el progreso del pueblo, porque les importa su educación y su bienestar.  Todo eso en beneficio de la educación pública, es decir, en beneficio de tus hijos, mis hijos, nuestros hijos.

No nos dejemos sorprender, aquellos que dicen solo agricultura, pesca y turismo, con la finalidad de excluir a la minería por fines “x”, nos están engañando.  Manifiestan un discurso como si fuese una piel de cordero, pero en realidad son unos lobos encubiertos.

¿Cómo es eso que la agricultura va a mejorar sin usar herramientas que son hechas con metales?, como los arados, los tractores, la cosechadora, etc.  ¿Cómo es eso que la pesca va a progresar en Islay sin que las lanchas tengan motores que son hechos con metales? ¿Cómo es eso de que vamos a tener turismo en abundancia y que nuestros hospedajes no cuenten con energía eléctrica?, porque la energía eléctrica llega a los hospedajes con cables de cobre. Esta es una realidad que está a la vuelta de la esquina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook