El paro se alimenta de falsos argumentos

Los huelguistas no se cansan de proclamar que no se produce desarrollo con el aprovechamiento de los recursos minerales. Ejemplos de que este argumento es falso tenemos al por mayor. Empecemos por Chile, que lidera la producción de cobre a nivel mundial. Ellos han sabido propiciar la convivencia entre minería y agricultura, procurando que el desarrollo de la primera vaya de la mano con el mejoramiento de su producción frutícola.

Más cerca tenemos el caso de Moquegua, en donde funciona la mina Cuajone desde 1976 sin afectar el valle de Torata. O nuestra capital, la ciudad de Arequipa, se va desarrollando por el aporte de la minera Cerro Verde, sin detener la producción del valle del río Chili. Por eso, decir que la minería destruirá el valle de Tambo es irresponsable.

Por el contrario, la minería permitirá el ingreso de recursos que nos brindará esa oportunidad que los pobladores del valle de Tambo esperamos desde hace décadas, agua para nuestra localidad. Negociando podemos lograr que se desarrollen proyectos de gran envergadura que nos garanticen agua potable y que los desagües sean tratados antes de su vertimiento al río.

La oposición a la minería no es gratuita. Detrás de ello hay un móvil evidentemente político, y tal vez hasta económico en beneficio único y exclusivo de los dirigentes huelguistas y las autoridades que alientan las protestas.  Ellos mandan bloquear vías y también el camino al desarrollo que nos abre la inversión minera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook