El desarrollo es lo de menos

El desarrollo es lo de menos

Roger Chirapo, dirigente huelguista, ha demostrado que no sabe ni donde está parado, y que el desarrollo del Valle de Tambo le llega altamente. Él se cierra en una sola idea, que se declare inviable el proyecto minero Tía María, y se basa en puras mentiras e información distorsionada para lograr el objetivo que él y todos los antidesarrollo persiguen, sumir al Valle en el abandono y la miseria.

Primero, Chirapo dice textualmente “a nosotros no nos interesa hablar de proyectos de desarrollo, nosotros queremos la presencia del presidente Vizcarra en al Valle para que anuncie la paralización definitiva de Tía María”. En el supuesto que se suspenda el proyecto, ¿qué seguirá?, ¿por dónde orientamos el desarrollo del Valle?, ¿cuánto pierde el país y cuanto pierde Islay?

Para crecer, procurar el bienestar de ese pueblo que tanto defiende y mejorar su calidad de vida, necesitamos dinero, y el presupuesto nacional, no basta. Lo dijo bien claro, el titular de SEDAPAR Mollendo, para el proyecto integral de agua y desagüe se necesita de la inversión privada. Lamentamos contradecirlo señor Chirapo, pero lo que reciben los municipios no basta, si necesitamos dinero, necesitamos inversión privada, y la necesitamos ¡ahora!

De otro lado, Chirapo dice que el expresidente Toledo, hoy en día detenido en Estados Unidos, canceló el proyecto minero, por lo tanto, si se puede hacer. A ver Chirapo, cuéntanos, desde esa cancelación en adelante, ¿algún problema urgente de Islay ha sido resuelto?, ¿ha mejorado la calidad del agua que consumen?, ¿tienen una represa que garantice riego para sus cultivos?, ¿sus servicios de salud, educación, seguridad, han mejorado?

Señor Chirapo es momento de que entienda que el cansancio económico que viven los pobladores del Valle de Tambo es producto de esa protesta sin sentido que usted insiste en continuar. Todos pierden con las paralizaciones. ¿Qué gana usted? Comparta su secretito, a ver si así ganamos todos. Y también díganos en que país vive, porque aquí, en el Valle de Tambo, provincia de Islay, región Arequipa, país Perú, si necesitamos proyectos de desarrollo, inversión privada y trabajo.

No requerimos de falsos dirigentes que no saben ser líderes y que satanizan a las empresas privadas. Entiéndalo Chirapo, y también Meza, Blanco, Marroquín, Cornejo y tantos falsos voceros, que representan cualquier cosa, menos la voz del pueblo que juran defender; la pobreza, la miseria, el analfabetismo, esos son los enemigos. Empecemos a pensar, cómo los combatimos de una vez y para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook