Ejemplos a seguir

Quienes se oponen a la actividad minera, no pierden oportunidad para mentir y desinformar a la población, en cuanta oportunidad se les presente. Y crear argumentos falsos alrededor de un proyecto de desarrollo serio y responsable les es sumamente fácil. Lanzar afirmaciones sin sustento para causar zozobra es la actividad preferida de los antimineros.

Dicen, por ejemplo, que la mina Cuajone le ha traído miseria a la región Moquegua, cuando esta es una de las regiones con mejor Índice de Desarrollo Humano en todo el país. Moquegua registra una esperanza de vida muy superior a la de Islay, lo que refleja una mejor salud de los pobladores. Tomando en cuenta esto, ¿se puede afirmar que la minera ha sido dañina para Moquegua? Alguien, sin duda, nos está mintiendo.

En esa misma línea, hablan de la región Tacna, y dicen de todo, menos que la región del sur es la segunda con mejores niveles de bienestar de todo el Perú, un bienestar basado en la actividad minera, más precisamente gracias a Toquepala, una mina rica en cobre que opera desde hace 60 años en Tacna.

Allí mismo, hace 25 años se construyó una planta de lixiviación, la misma que se hará en Tía María, y que se ha dicho hasta el cansancio que contará con mayor tecnología y será amigable con el medio ambiente.

Los antimineros están tan preocupados por sus candidaturas al Congreso y por seguir sembrando violencia y hambre, que dicen cualquier cosa con tal de doblar nuestra voluntad. El pueblo del Valle de Tambo quiere progreso, bienestar, desarrollo. Mentiras es lo último que necesitamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook