¡Démosles un futuro mejor a nuestros hijos!

1. Queridos lectores, siempre hemos escuchado y otros han repetido que el problema en el valle de Tambo es la falta de agua, se dice también que la solución es la represa de Paltiture, luego se mencionó que ya no, que ahora será Paltuture y, finalmente, Piedras Negras. Lo cierto señores es que los años pasan y la represa no se construye. Los años pasan y seguimos hablando que Pasto grande nos de agua, que hubo acuerdo y que el acuerdo no se cumple, por uno u otro motivo. También nos dicen que la represa será posible si hay un acuerdo entre las regiones de Puno, Moquegua y Arequipa. Lo cierto, otra vez, es que pasan los años y ni el gobierno nacional ni los locales ven que se haga realidad alguna de las represas. Por un lado, dicen que la gente no se pone de acuerdo, por otro de que no hay dinero en el gobierno y, finalmente, decimos que nos aponemos a quien podría tener los recursos económicos como para financiar y al fin, hallar una solución a la falta de agua. Ese alguien quiere trabajar en el desierto y nuestros dirigentes, quienes no solucionan el problema del agua, se oponen a que una mina trabaje en el desierto. En conclusión, hay quienes dicen defendernos, pero la verdad es que lo único que defienden es que sigamos con estamos a la fecha. Vecino del Valle de Tambo, amigos agricultores y ganaderos, ¿realmente ustedes quieren que sus hijos estén como están hasta ahora? Ese es el futuro que los anti inversión construyen para ti, para tu futuro y el de tus hijos. Pues yo te digo: ¡No!, ése no es el futuro que tú buscas para tus hijos y les aseguro que el mío ni el de mis hijos lo será, por eso lucharé para que haya inversión en el valle. Hablen vecinos, no caigan en el temor, en las amenazas de quienes nunca fueron capaces de concebir el desarrollo en nombre de todos.

2. Ayer escuché en la radio que hay quienes se quejan que Southern Peru, la dueña de la mina Tía María, está apoyando y reforzando la educación que brindan a nuestros alumnos, a tus hijos y a los míos. Se quejan que los directores los dejan entrar. La verdad, yo no me quejaría, los niños no deciden sobre el futuro de un proyecto minero. Todo lo contrario, diría qué bien, que les informen, que hagan actividades, que premien a los mejores estudiantes porque eso los estimula a seguir avanzando. Acordémonos que las regiones donde opera la Southern Peru están en los primeros niveles de educación, principalmente en los cursos de Matemáticas y Comprensión Lectora. ¿Eso les molesta a algunas personas? ¿Les molesta que sus hijos aprendan más? Disculpen, pero yo les diría, no sean canallas con los niños y jóvenes, que se eduquen mejor que nosotros y que tengan las mejores oportunidades. Que la a Southern apoye la educación, ¡qué bueno pues!, a mí no me molesta. Los apoyo, que salga la mina, que nuestros niños sean los mejores del país. ¡Eso les molesta tanto! Ya pues, ¡basta ya!

3. Estimados vecinos del valle de Tambo, acá tenemos dirigentes que dicen que solo pueden trabajar los agricultores y los ganaderos, pero esto es en el valle. Acá lo que plantean otros vecinos es ¿por qué no se permite que se genere empleo en el desierto? Nosotros, quienes trabajamos en el campo vamos a seguir con nuestras actividades, pero lo cierto es que la chacra no da para que trabajen nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos, partiendo la tierra una y otra vez no va a alcanzar para todos. Entonces, ¿qué hacemos?, ¿generamos puestos de trabajo en el desierto o seguimos discutiendo? Creo que ya es tiempo de tomarnos las cosas con mayor reflexión. Agua sí es lo que necesitamos para consolidar la agricultura y la ganadería, que la riqueza que se genere en el desierto sirva también para desarrollar la agricultura, yo lo apoyo. ¿por qué no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook