Con la salud no se juega

1. Increíble pero cierto, uno de los dirigentes “anti todo” se opone a que contemos con un nuevo y gran Centro de Salud en Cocachacra, dice que por qué la minera tuvo que pagar los estudios para que se pueda construir el nuevo y gran Centro de Salud de Cocachacra. Si no sabe por qué el señor Elard Juárez se lo vamos a explicar. En primer lugar, porque con la salud no se juega. En segundo lugar, porque ni usted ni ninguna de las organizaciones políticas u otras a la que usted pertenece o tiene cercanía se preocuparon porque mejore la calidad de la atención de la salud ni se preocuparon porque contemos con un mejor Centro de Salud. Ahora, que gracias a que la minera financió y pagó los estudios técnicos es que el Gobierno Central pudo transferir los recursos económicos para la construcción del Gran y Nuevo Centro de Salud de Cocachacra. En otras palabras, lo hizo la minera porque ni usted ni su equipo anti todo y anti minero fueron capaces de ofrecer una solución al problema de salud en Cocachacra. Si eso les molesta, ¡qué pena!, si les molesta el desarrollo, también ¡qué pena! A nosotros nos molesta la gente que no trabaja ni aporta y encima critica. Si con desfile de banderitas y antorchas podemos tener un mejor centro de Salud o mejores escuelas, pues salgan a las calles todas las noches a desfilar, es su derecho, como también es el derecho del pueblo de Cocachacra y del Valle de Tambo el contar con atención, cuidado y mejores centros hospitalarios. Que si lo hizo la mina del desierto u otro, es lo que menos importa. Que lo pagó la Southern, bueno pues, gracias. Es de caballeros reconocer las buenas acciones.

2. Lamentablemente, algunos agitadores siguen empleando el argumento de las víctimas de conflictos pasados que nunca debieron existir. Recordemos, son los mismos dirigentes que dijeron que no se oponían al uso de agua de mar, pero cuando la minera dijo que se allanaba a emplear agua de mar, cambiaron su discurso los anti todo y dijeron que se vaya la mina del valle, porque si no harían arder el valle, es así como incitaron a la violencia, así así como motivaron el enfrentamiento entre la Policía y la población. Ahora resulta que los extorsionadores, los de las lentejas para acabar con el conflicto dicen que ellos no son responsables de la pérdida de vidas humanas. Quien incita a la violencia, quien promueve el desacato de las autoridades, quien extorsiona y busca amedrentar a los pobladores son los verdaderos responsables de las muertes; pero, aquí estamos quienes creemos en la vida, creemos en la vida en sociedad, creemos en la vida con progreso, con bienestar, con oportunidades para todos. Otra vez, tengamos presente que el mejor homenaje a quienes partieron es hacer que el valle crezca, que el desierto produzca en lugar de mantener enterrada una gran riqueza que debe financiar el desarrollo. Señores, no más mentiras, desarrollo y bienestar para todos.

3. Queridos amigos, el favorable impacto del inicio de la construcción del proyecto de cobre Tía María está cada vez más cerca. El Gobierno Regional y nacional han sumado esfuerzos, junto con la minera Southern Peru, para que, en el menor plazo posible, se cuente con dos Centros Hospitalarios de primer nivel, el hospital de Alto Inclán en Mollendo y el Gran Centro de Salud de Cocachacra, con mejores servicios médicos, de laboratorios y camas de hospitalización ante cualquier emergencia. Esto es tan sólo el inicio, luego se iniciarán otras obras, gracias a que la minera está financiando los estudios técnicos para las obras de la planta de potabilización de agua, así como de saneamiento de toda la provincia de Islay. ¿Por qué es posible que todas esas obras y muchas más se lleven a cabo? Porque el gobierno sabe que, una vez que entre en funcionamiento Tía María, va a contar con recursos suficientes para sufragar los gastos que representan estas obras, por lo que no serán en perjuicio de los recursos generados por otras regiones provincias y regiones del país. El valle de Tambo recibirá dineros del Canon y Regalía Minera y conjuntamente con nuestras autoridades decidiremos qué es lo más conveniente para nuestro desarrollo. Pero hoy, todos tenemos que tener en claro que lo más conveniente es sacar adelante Tía María, respaldarla y aprovechar todas las oportunidades económicas que se presenten para hacer negocios y generar más empleo. Ahora sí vamos a poder acabar con la anemia, con el desempleo y la pobreza. En adelante, haremos el valle de Tambo un valle más productivo, orientado a la agroexportación. ¡Bienvenida Tía María!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook