¡Basta de politización en el valle de Tambo!

La politización siempre le ha hecho un gran daño al desarrollo del país. Al final, los más perjudicados siempre serán quienes se queden sin oportunidades de empleo y crecimiento para ellos, sus familias y el Perú en su conjunto.

Recordemos que el proyecto Camisea se retrasó 21 años por la politización. Si se hubiese llevado a cabo en el momento debido, quizás hoy todo el Perú disfrutaría del gas natural. Eso mismo está ocurriendo en el valle de Tambo. La politización de algunos busca impedir el desarrollo y la generación de empleo digno, tanto en los proyectos mineros como en la agricultura, ganadería, construcción, pesca y turismo.

Junto a este vicio de la politización de proyectos que deben analizarse de manera técnica están los falsos líderes, que son aquellos dirigentes que, como José Luis Chapa -de la CGTP- no quieren el desarrollo de la minería en el desierto de Cocachacra. Su argumento, que nada tiene que ver con lo técnico, se basa en que a él no le gusta el proyecto y, claro, mientras él tenga empleo, pues vive de la licencia sindical, no le importa privarnos de miles de puestos de trabajo, tanto a nosotros como a los jóvenes del valle de Tambo.

Un verdadero dirigente de los trabajadores se preocuparía porque haya más empleo, porque los sueldos mejoren, pero acá de lo único de lo que se preocupa es de generar desempleo, violencia y delincuenci, sin propuestas de desarrollo y fortalecimiento del agro y la ganadería en el valle de Tambo, lo cual sería posible con Tía María.

Los dirigentes comodones y expertos en politizar el desarrollo hacen promesas al pueblo y lo engañan. ¿Dónde está la represa para solucionar los problemas de falta de agua? Desde hace 10 años no hay represa ni afianzamiento hídrico, ni se han mejorado los canales de distribución del agua, tampoco se construyó ni un solo pozo y las defensas ribereñas se encuentran en muy mal estado.

Sin embargo, para estos líderes sí hay muchas lentejas a pesar de que nos utilizan como carne de cañón en las protestas que orquestan. Digámosles NO a estos falsos dirigentes y digámosles SÍ al empleo, al verdadero desarrollo del agro y la ganadería en el Valle de Tambo.

La solución no está en la confrontación, la verdadera solución está en la alianza a favor del desarrollo conjunto entre el agro, y la minería. Eso es lo que esperamos todos, porque el empleo de los jóvenes se convertirá en inversión para las chacras de las familias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook