Algo huele mal

El alcalde de Cocachacra, Julio Cornejo, es hermano de Jesús Cornejo, presidente de la Junta de Usuarios del Valle de Tambo, poderosa asociación que debiera defender los derechos del agua de la zona y que cuenta con el aporte económico de sus integrantes. Dicho alcalde alquiló un automóvil perteneciente a su cuñado, pagando precios que están más allá de los del mercado. El gasto de estas exorbitantes cantidades lleva inmediatamente a pensar que mejor sería que la municipalidad adquiriera sus propios vehículos.

Este tipo de actos con sobrevaloración de servicios es una vieja modalidad para aprovecharse de los recursos del pueblo que, en este caso, son usados para financiar protestas que tienen como finalidad que otro de sus allegados consiga dinero y luego retorne al mismo clan de mafiosos. Se requiere la intervención de la Fiscalía y Contraloría para dilucidar estos hechos.

Recientemente un periodista tuvo el desparpajo de insultar públicamente a los pobladores del valle de Tambo, llamándolos “tontos y estúpidos”, por el hecho de apoyar mayoritariamente la inversión minera y aspirar a tener un futuro de desarrollo semejante al de Ilo, donde hay actividad metalúrgica y por ello ha progresado, donde se dijo que se destruiría todo, pero la verdad es que desde hace más de 50 años hay mejor calidad de vida, pesca, turismo, planta de generación eléctrica a carbón, puertos operando, pescadores industriales y artesanales, etc.

Lamentablemente, no es novedad que parte del discurso de los activistas “anti” está constituido por insultos y agravios, puesto que no tienen nada más que decir, y buscan manipular de cualquier manera a la población para que esta los escuche; sin embargo, en el valle se sabe que con la mina habrá trabajo en el desierto y en las chacras, porque agro y minería saldrán adelante juntas.

Los avances en la salud, gracias al proyecto Tía María, ya se hacen sentir y este aún no inicia su construcción. Es por eso que el pueblo tiene esperanza de que, con la minería, por fin podrá ver cumplidos sus sueños de desarrollo y un futuro mejor para sus hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook