CIUDADANOS CUESTIONAN LA GESTIÓN PÚBLICA

En la última edición (2020), Arequipa, Apurímac y Cusco se ubicaron en el tercio inferior de este pilar. La gestión Municipal de Cocachacra, como se recuerda, tampoco tiene un desempeño adecuado.

Foto: Correo

Durante los últimos meses, la fragilidad institucional del Perú se ha hecho evidente en los constantes enfrentamientos políticos entre el Congreso y el Ejecutivo. Ello ha puesto en relieve la importancia de las instituciones para el crecimiento y desarrollo del país.

El pilar “Instituciones”, del índice de Competitividad Regional (INCORE) evalúa siete indicadores: entre los que destacan la ejecución de presupuesto de inversión pública y percepción de la gestión pública.

En la última edición (2020), Arequipa, Apurímac y Cusco se ubicaron en el tercio inferior de este pilar. La gestión Municipal de Cocachacra, como se recuerda, tampoco tiene un desempeño adecuado.

Los ciudadanos han expresado su malestar por las pistas y veredas descuidadas, el sistema de agua y saneamiento que ha colapsado y el abandono de espacios públicos.

Además, la ejecución presupuestal es, cuando menos, cuestionable. Este medio no ha sido el único en señalar excesivos gastos en asesorías, y papelería o impresiones, mientras que existen proyectos que no se han sacado adelante, justamente relacionados a agua y saneamiento.

Es de conocimiento público que el alcalde de Cocachacra ha sido seriamente cuestionado por la ciudadanía y por los dos últimos jefes del Comando Covid-19 por su inacción ante la pandemia, y por promover irresponsablemente las aglomeraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook