Valle de Tambo: Un valle más productivo

Si una frase repiten como un mantra los habitantes del Valle de Tambo es que el campo es su vida. La mayoría de ellos ha nacido y crecido entre las montañas y los terrenos de cultivo, abocados a la agricultura y la ganadería que son sus principales fuentes de subsistencia. Hasta hace poco los campesinos pasaban sus días entre largas jornadas de trabajo, labrando la tierra y atendiendo a los animales, con un método de producción artesanal; sin embargo, ahora son parte de programas sociales como el de Valle Unido que los capacita sobre tecnificación agrícola y ganadera.

Estos proyectos, talleres y asistencia técnica están generando un impacto positivo en las actividades productivas y una gran transformación en los distritos de Cocachacra, Deán Valdivia y Punta de Bombón, los tres distritos que conforman el Valle de Tambo, donde también se realizan campañas de salud y educación.

Crianza y tecnología para ganaderos

Ganaderas como Delia Ylla son testigos del cambio que se está produciendo en Valle de Tambo. Una transformación lenta, pero que ya empieza a dar sus frutos. Ella, por ejemplo, logró quintuplicar el número de sus cerdos, gracias a las campañas de desparasitación, los consejos y métodos de crianza, y la asistencia veterinaria para su ganado, que recibió de Valle Unido. Ahora Delia sueña lo impensado solo tres años atrás: comprarse un terreno para construir su propio galpón.

En total, se ha realizado 2.750 atenciones veterinarias entre el 2017 y 2018, de acuerdo con las cifras del propio programa. Otro de los desafíos en la zona es la implementación del uso de la tecnología. Una mejora genética del ganado significa una mejor producción. Ahora dos asociaciones, una de Punta de Bombón y otra de Alto Possco en Déan Valdivia, cuentan con las herramientas para brindar servicios de inseminación artificial, gracias al capital semillas que les brindó Valle Unido.

Un campo que crece

En medio de la difícil situación que viven el agro por el bajo precio de los cultivos, agricultoras como Consuelo Marmanillo resalta el impacto positivo que ha tenido un taller dictado por Valle Unido donde se les enseño a 230 productores a preparar biol, un abono orgánico con insumos locales.

Consuelo atestigua que el biol les ha permitido ahorrar mucho dinero en la producción. De acuerdo con cifras del programa es factible reducir hasta en 50% los costos en la cosecha de arroz. Otro de los talleres que han sido de gran ayuda son las técnicas de riego que les enseñaron para hacer un uso más eficiente del agua que es escasa en la zona. Gracias a ello, el Valle de Tambo no solo tiene una mejor producción agrícola sino también paisajes hermosos. 

Salud y educación de calidad

En 2016, contar con hospitales bien implementados y con el personal suficiente era un sueño para los tambeños, pero ahora es una realidad. Gracias a un convenio que firmó Valle Unido con los Consejos Locales de Administración de Salud (CLAS) el personal en los establecimientos de salud ha incrementado y los tambeños no solo cuentan con una mejor infraestructura sino que también participan de diferentes campañas de salud. Se han realizado 35 campañas y 4.700 atenciones en los últimos dos años.

Los niños y adolescentes también han tenido programas que los ayudaron en su desarrollo. En los últimos años se han realizado talleres de reforzamiento escolar y orientación vocacional a 2.500 escolares, y se capacitó a 90 profesores a fin de que mejoren sus capacidades pedagógicas. “Todo esto sumado a talleres de deporte, arte y cultura están mejorando la educación”, señala Anita Antezana, directora del colegio Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, de Punta de Bombón.  

Esta es la transformación de Valle de Tambo, tres distritos que han incrementado su productividad y mejorado su calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook