¡Traidor, traidor! ¡Boten al traidor!

Se dice de él que, no solo traicionó los intereses del Valle de Tambo, sino que puso en manos de intereses foráneos el destino de nuestros recursos y el futuro de la población, incluso, quienes lo apoyaron para que ocupe el cargo desde el cual debía defenderlos, hoy dicen que ha actuado a título personal, que se ha alejado de las bases y tiene que dar explicaciones; sin embargo, nadie ha pedido su expulsión; tal vez, porque no es un trabajador esforzado buscando trabajo para sus colegas, es un presunto lentejero y hermano de un alcalde. Es Jesús Mariano Cornejo Reynoso, el presunto traidor cuyo caso está siendo encubierto por una cortina de humo llamada Juan Carlos Valencia García.

El pasado miércoles 30 de enero, el vicepresidente de la Junta de Usuarios del Valle de Tambo, Justo Augusto Paredes Torres, confirmó en declaraciones a varios medios de comunicación de Islay que, su presidente, el excandidato a la Municipalidad Distrital de Deán Valdivia por el Frente Amplio, había traicionado los intereses del gremio agrario y abandonó a su suerte el destino no solo de Cocachacra sino de todo el valle por intereses desconocidos que terminaron favoreciendo a Moquegua y Puno, tras conocerse la resolución que daba por conformado el Consejo Interregional de Cuenca.

Tenemos culpa las juntas de usuarios (…) los presidentes toman decisiones personales (…) han debido llamar a los agremiados (…) porque al dejar que en el consejo de cuenca solamente participen solo dos regiones, los que más salen perjudicados son los agricultores. Deben decir por qué no han participado, el presidente de la Junta de Tambo ha declarado que ha dejado porque no estaba de acuerdo con la conformación que iban a dar Puno y Moquegua, en todo caso, mucho peor si es por eso porque los dejó solos”, lamentó Augusto Paredes al cuestionar que, por caprichos personales, Jesús Cornejo perjudique a toda la representación ante el Consejo de Cuenca a los productores agrarios de la provincia de Islay en nombre de Arequipa al abandonar las funciones que, como titular de la Junta de Usuarios del Valle de Tambo, debió asumir.

Los cuestionamientos de Paredes Torres, quien fue tesorero durante la primera gestión de Cornejo Reynoso al frente de la Junta de Usuarios, fueron incluso más allá y le increpó que también se haya distanciado premeditadamente de las bases que lo eligieron y a las que debería respetar y defender.

Ellos deben de estar informando a los agricultores, ellos no pueden decir ya no participo, deben llamar a la asamblea, a los agricultores”, reprochó al extender también sus cuestionamientos a todos los presidentes de las juntas de usuarios que, con sus acciones inconsultas dejaron a la deriva y en manos de Moquegua y Puno, la suerte y el futuro del Valle de Tambo y sus necesidades de agua.

EL DATO

  • Las revelaciones de Justo Augusto Paredes Torres no tuvieron mucho rebote mediático porque, coincidentemente, el secretario general de la FDTA, quien fue sentenciado en 2014 junto a Pepe Julio Gutiérrez y Jaime de la Cruz, a 4 años de pena suspendida, José Luis Chapa, inició una campaña de demolición política contra el exsecretario general de Construcción Cilvil de Islay Juan Carlos Valencia García y lo expulsó del gremio por pedir trabajo para sus agremiados.

Dirigente Augusto Paredes acusa a Junta de Usuarios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook