TRABAJADOR DE LA JUNTA DE USUARIOS EXIGE PAGO DESDE HACE DOS MESES

Manuel Gonzáles Laura, empleado de la Junta de usuarios del valle de Tambo, es quien denuncia el irregular hecho en su contra y que sería ejecutado a modo de represalia, solo por no firmar un contrato mal redactado por no describir las horas completas que realiza en sus jornadas laborales y, no especificar la fecha adecuadamente.

Foto: Prensa Regional

La denuncia pública de un trabajador de la Junta de Usuarios del valle de Tambo, afectado por el incumplimiento de pago de dos remuneraciones mensuales correspondientes a enero y febrero, ha puesto en el ojo crítico a la mencionada organización, puesto que estaría imitando las malas prácticas de la Municipalidad de Cocachacra, abusando de sus trabajadores.

Manuel Gonzáles Laura, empleado de la Junta de usuarios del valle de Tambo, es quien denuncia el irregular hecho en su contra y que sería ejecutado a modo de represalia, solo por no firmar un contrato mal redactado por no describir las horas completas que realiza en sus jornadas laborales y, no especificar la fecha adecuadamente.

«Por no firmar contrato, me detienen el pago. No firmo el contrato porque no está bien hecho. Yo trabajo 20 horas y el contrato está por 8 horas, además el contrato era de octubre a diciembre y me quieren hacer firmarlo en enero», concluyó Gonzales Laura, quien en la presente coyuntura, está dejando de llevar el pan a la mesa de su hogar.

Aún así, el trabajador continúa trabajando, pues indicó que es el único “sustento” de su familia. «No me han dicho nada, simplemente no me pagan. Solo me dan mis tickets para la moto, pero yo sigo trabajando normal», señaló la nueva víctima del abuso laboral que se viene registrando en el valle de Tambo desde hace un buen tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook