Reactivar la economía, el reto del Premier

El último 15 de julio, en horas de la mañana, el Presidente de la República, Martín Vizcarra, tomó juramento a su nuevo Gabinete Ministerial, el último de su gestión, con Pedro Cateriano, abogado, premier entre los años 2015 y 2016 y exintegrante del Consejo Consultivo de la Comisión de Constitución del Congreso, a la cabeza.

Cateriano anunció por sus redes sociales que habría aceptado el cargo de Premier y se comprometió a trabajar con “sudor, honestidad y conducta democrática por un Perú más justo y libre”. Posteriormente, el titular de la Presidencia del Conejo de Ministros, trazó los retos de enfrentar la crisis del sector salud, garantizar elecciones libres y reactivar económicamente el país, como los objetivos de su gestión.

Respecto a lo último, relanzar económicamente el país, el Premier propuso acciones urgentes y retomar el diálogo entre el sector empresarial y el gremio de los trabajadores para ponerse de acuerdo y dar impulso a esas áreas que son la locomotora del desarrollo nacional. Cateriano afirmó que “la minería es el desarrollo”.

“Este es un país bendecido donde la naturaleza nos ha dado un riqueza que la tenemos enterrada y la única manera de desterrar la pobreza, que ha aumentado como consecuencia de la pandemia, es ello” manifestó el Primer Ministro. Al brindar recursos mediante los impuestos que paga y generar empleos directos e indirectos, el desarrollo del sector minero garantiza superar en un corto plazo la actual crisis económica.

Mejor que regalar pescado es enseñar a pescar cuenta una conocida frase que parece ser el precepto de Cateriano, ya que otra medida a tomar en cuenta es destrabar los proyectos que suponen grandes inversiones para generar empleo. Los bonos fueron una solución acorde al estado de emergencia, sin embargo, el Estado ya no tiene la capacidad de seguir repartiéndolos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook