Minoría de escolares volvieron a clases

La preocupación de que miles de estudiantes pierdan el año escolar está presente en los padres de familia de Mollendo. Sin embargo, gran cantidad prefiere no enviar a sus hijos al colegio si antes no se brindan las garantías del caso para preservar la integridad de los menores y no se registre ningún problema, referido a la medida de protesta antiminera.

El último 27 de agosto, los padres de familia del colegio José Carlos Mariátegui acordaron no acatar la disposición de la UGEL Islay y no enviar a sus hijos al colegio el 28 de agosto, por lo que ese día, solo se presentó el 10% del alumnado. Los profesores están acudiendo a dictar clases en su totalidad, y se espera que los próximos días vayan más estudiantes al plantel.

Los alumnos de quinto de secundaria son los más afectados, ya que perder el año académico les significaría retrasar su formación. Por ello, la mayoría decidió acudir a clases el pasado 28 de agosto, tal como lo dispuso la UGEL Islay.

En el caso de la institución educativa Daniel Alcides Carrión de Alto Inclán, solo el 20% del alumnado volvió a clases el 28 de agosto, y se espera que en los próximos días lleguen más niños y niñas. Así lo manifestó el director de dicho plantel, Luis Flores, agregando que los docentes están asistiendo con normalidad y que durante la mañana hay presencia policial en las inmediaciones del colegio.

Si queremos garantizar el futuro de la provincia de Islay, debemos velar por el bienestar y la seguridad de los niños y niñas ahora. Es por eso por lo que padres de familia y docentes solicitan una pronta solución al paro antiminero y que así vuelva la tranquilidad a la provincia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook