Los lentejeros se han llenado los bolsillos por más de 10 años. ¿Hasta cuándo?

Por “El Piquero observador”

Buenos días queridos lectores, ayer apareció otro organizador de desfiles, otro extorsionador para que algunas personas del valle vayan a sus marchitas, esas a las que acuden menos de 1 por ciento de la población del Valle de Tambo. Es decir, los lentejeros de siempre, los que nos han mentido todo este tiempo, los que nos prometieron la construcción de una represa si salíamos a protestar en contra de la mina que piensan hacer en el desierto.

Más de 10 años de atraso, más de 10 años de promesas incumplidas, más de 10 años en que los mismos dirigentes de siempre se llenan los bolsillos. Lo que tenemos que garantizar y allí seré el primer embanderado es que la mina esté en el desierto, que no toquen una gota de agua del río Tambo para sus operaciones, que apoyen a la agricultura ¡sí! y que paguen sus impuestos. Nos quieren hacer creer que se afectará el valle y por qué creen que el río Chili en la ciudad de Arequipa sigue bien con la presencia de la minera a su costado.

¿Saben por qué? porque ninguna mina va a usar tecnología antigua para una operación nueva. Es como que nosotros quisiéramos comprar un tractor de hace 50 años para trabajar en el campo, consume más combustible y ya ni siquiera tiene repuestos. La mina que venga a trabajar en el desierto empleará la misma o mejor tecnología de la que emplean en la ciudad de Arequipa y allí nadie protesta. ¿Y saben por qué no lo hacen? Porque están aprovechando los recursos del Canon y Regalías Mineras.

Eso es lo que tiene que hacer el Valle de Tambo, aprovechar que la mina se haga en el desierto para exigir a los gobiernos locales, regional y nacional que se haga obra en el valle, queremos crecer como los agroexportadores. ¿Por qué no? Acaso el tal Helard Juárez, el Otto Hito, el Jaime de la Cruz, el Richard Ale, el José Ramos, el Héctor Herrera, el Jesús Cornejo, la Marilú Marroquín, el Manuel Meza no nos han ofrecido lo mismo siempre y nunca concretan nada.

¿Acaso no nos dijeron que no postularían a cargos públicos?, que ellos sólo defendían el valle. Los que pasaron por las Juntas y algunos de los que llegaron a los municipios no se han llenado los bolsillos o los de sus familiares. ¿Acaso no han maltratado y abusado de nuestras mujeres, inclusive en el mismo municipio? Y ellos son los mismos, la misma banda que antes se presentaron como Frente Amplio, el del ex curita que rechaza el aumento que se dan por debajo de la mesa los congresistas, pero que a fin de mes igual cobra.

Que luego se agruparon detrás de la Vero de Nuevo Perú y ahora presentarán otros carteles, otros lemas, otras ilusiones, nada más que mentiras. Señores, señoras, jóvenes ciudadanos, ya nos han hecho mucho daño, han hecho sufrir a muchas familias, sus hijos tienen que irse a buscar trabajo en Arequipa, la ciudad con minería. Allá no les preocupa, acá sí, porque saben que si se aprovecha el desierto habrá más supervisión de la cantidad de dinero que vendrá y eso es lo que no quieren, porque siempre querrán llevárselo a manos llenas. Desde esta señal les decimos ¡Basta Ya!, avancemos trabajando juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook