La otra cara de la minería

Desde mediados de los noventa, la minería moderna y responsable que opera en el Perú cumple con los estándares internacionales medioambientales y se vale de la tecnología para reducir el consumo de agua.

También se preocupa por recuperar los relaves y realiza actividades de forestación y reforestación para mejorar el paisaje de las zonas mineras, pero, obviamente, esto no lo cuentan los activistas que se han propuesto desactivar todos los proyectos mineros más importantes del país, empezando por Tía María. Seguirán Zafranal y así, una por una, todos los ubicados en el Corredor Minero del Sur.

Nuestra zona andina es volcánica y mineralizada. Nuestra producción de cobre podría superar largamente lo que exporta Chile, principal productor de este mineral a nivel mundial. Podría, pero no sucede porque quienes se oponen a la minería, buscan detener nuestra producción para paralizar la economía del país y demostrar lo que dicta su ideología, que el mercado libre ha fracasado.

Todo esto, no lo saben quienes se oponen de la minería porque les dijeron, les contaron, les brindaron una información sesgada, en la que no se menciona ni de broma el crecimiento que experimenta Moquegua o Tacna gracias a la minería, y por supuesto, tampoco les cuentan que detener la mina es frenar la economía, ya que la producción del cobre representa el 60% de las exportaciones nacionales. Aún estamos a tiempo. El enemigo es la pobreza y la desinformación, no la minería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook