La mentira tiene patas cortas

Cómo era de esperarse el Jurado Nacional de Elecciones ratificó la exclusión del aspirante a candidato Miguel Meza Igme, por mentir a los electores

Nuestro país viene atravesando momentos difíciles, debido en gran parte, a la corrupción imperante en todos los poderes del Estado, es decir el Poder Judicial, Electoral, Legislativo y Ejecutivo, así como en todos los niveles de gobierno, llámese gobierno central, regionales y locales.

Muchos especialistas, tratan de determinar las causas, el origen, la madre de la corrupción, creemos que las causas son múltiples, que van desde la educación pública, la educación que recibimos en el hogar, hasta la seriedad con que tomamos la elección de nuestros representantes ante el gobierno y ante los poderes del Estado.

Es por lo que, con el ánimo de que se ejerza un voto informado, los candidatos tienen la obligación legal y sobre todo moral de contarle a los electores sus planes de gobierno y su trayectoria democrática, académica, profesional y ética; para lo que se han creado diversas herramientas, siendo una de las principales, las declaraciones juradas. Herramienta que se resulta tan importante que, el que mienta en las mismas, será excluido de las elecciones.
No obstante, no faltan los candidatos que se creen “Pepe el vivo”, que no respetan al pueblo y no les importa mentir con tal de conseguir sus objetivos.

Así, al ex – candidato a Consejero Regional de Arequipa, Miguel Meza Igme, no se le ocurrió mejor idea, que mentir groseramente en su declaración jurada para ocultar su condena de fecha 2 de octubre de 2006, que lo declara autor del delito de actos contra el pudor en la modalidad de exhibiciones obscenas, y le impone dos años de pena privativa de libertad, delito considerado por el Código Penal de actuar doloso; así como la sentencia que declara fundada una demanda por violencia familiar planteada por su cónyuge.

Los electores tienen el derecho de saber que el frustrado candidato Meza Igme es un condenado judicialmente por exhibicionista obsceno y que es un abusador, tienen derecho a no ser utilizados y que no se les mienta. Eso no lo entienden algunos aspirantes a candidatos como Miguel Meza Igme, prefieren mentir y victimizarse, culpando a otros de sus actos. Felizmente el Jurado Nacional de Elecciones lo puso en su sitio, y lo excluyó por mentiroso.

Los ciudadanos que buscamos extirpar la corrupción de nuestro Estado, tenemos que alegrarnos de que se excluya de las elecciones a aspirantes de candidatos que no respetan las normas legales, que no les importa mentir a la ciudadanía, que hacen cualquier cosa con tal de llegar a un cargo público. Hay que extirpar a estos aventureros del aparato estatal. El JNE ya extirpó a Miguel Meza, hay que seguir en ese camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook