Inversión privada para cerrar las brechas sociales

La crisis económica generada por la emergencia sanitaria ha hecho más evidentes las brechas sociales que existen en la provincia de Islay. Por ello, el proceso de reactivación económica debe procurar apostar por los grandes proyectos de inversión y por las pequeñas y micro empresas (MYPES) para generar empleo y mejorar la calidad de los servicios básicos.

Superar la falta de empleo en Islay, y por lo tanto la falta de recursos, es posible con el aporte de las inversiones de la empresa privada, idea en la que coincidieron el Gerente Regional de Producción de Arequipa, Julio Cutipa Mamani, y la Gerente de Desarrollo Social y Económico de la Municipalidad Provincial de Islay, Rocío Cervantes.

Para impulsar a las MYPES, necesitamos de programas de fondos concursables, como PROCOMPITE, del Ministerio de la Producción, que recientemente firmó el convenio para financiar los proyectos de tres asociaciones de productores, dos pesqueros y uno agroindustrial, en la provincia de Islay. Así opinó el Gerente Regional de Producción, indicando que las municipalidades deben capacitar en planes de negocios a los pequeños y micro empresarios, quienes son los más golpeados por la crisis económica.

Entre tanto, Cervantes, se refirió a los programas de responsabilidad social de las empresas privadas, los cuales podrían mejorar los servicios del sector salud, educación, desarrollo social o generación de capacidades, cerrando las brechas que existen en la provincia. “La intervención en la provincia de cualquier inversión económica, definitivamente va a traer beneficios”, opinó la funcionaria de la Municipalidad Provincial de Islay.

Al referirse a la inversión privada, la gerente de Desarrollo Social y Económico hizo alusión al proyecto minero Tía María, pues sus réditos económicos serán vitales para el resurgimiento económico de Islay.  Paralelamente, recordó que el funcionamiento del mencionado proyecto no depende de la municipalidad, sino del Gobierno Central.

Islay cuenta con un proyecto que implica una inversión de 1,400 millones de dólares y generará tres mil puestos de trabajo en su etapa de construcción. Estas son dos, de las muchas razones, por las que debemos apostar por la inversión privada para el desarrollo de nuestra provincia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook