Foto: Archivo

Sabina Huisa era una humilde madre de familia de 63 años de edad, dedicando buena parte de esos años a trabajar en el servicio de limpieza de la Municipalidad Distrital de Cocachacra. Llevaba 18 meses sin percibir su sueldo, luchaba junto con sus compañeros porque se le haga justicia, hasta hace unas semanas en que el COVID-19, que contrajo realizando su tarea en las calles de Cocachacra, sin equipos de protección personal, le quitó las fuerzas y pocos días después la vida.

Julio Cornejo Reynoso, el alcalde más inhumano que ha pisado la Municipalidad Distrital de Cochachacra, irónicamente publicó sus condolencias en las redes sociales del municipio y horas después brindó una entrevista en un medio radial de Punta de Bombón, en donde disfrazó muy bien su insensatez afirmando que ante el deceso de Sabina Huisa “lo que queda es hacerle su liquidación y pagarle a los familiares”.

Es decir, el alcalde distrital de Cocachacra ha esperado que una mujer, que no hacía más que trabajar para alimentar a su familia, muera para, a regañadientes, hacer lo que debió hacer hace 18 meses y pagarle a la trabajadora, manifestando inexplicablemente que “la ley no dice que tengo que esperar su sentencia de ello, no, no no, ya no, ya la señora no existe”.

Si, Sabina Huisa ya no está entre nosotros, pero aún están vivos los trabajadores de limpieza pública que siguen trabajando, aunque la Municipalidad Distrital no les haya hecho una prueba de descarte del COVID-19, ni les proporcione equipos de protección personal, ni implementos de buena calidad. Tampoco toman precauciones con los trabajadores que pertenecen a la población vulnerable, grupo al que pertenecía la señora Sabina.

Lo único que tienen los trabajadores de Cocachacra es su fuerza para seguir defendiendo sus derechos y la dudosa promesa de Cornejo Reynoso de desinfectar los domicilios de todos los empleados de la comuna la próxima semana. ¿Cuándo les pagará todos sus sueldos? Aún no lo sabemos, aunque mucho tememos que solo quiera pagarle a los muertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook