El potencial minero de Arequipa

En el siglo XIX, el investigador italiano Antonio Raimondi manifestó que “el Perú es un mendigo sentado en un banco de oro”, y mientras no se reconozca el potencial minero de algunas regiones del país, principalmente Arequipa, la situación no va a cambiar. El primer paso para reconocer la importancia de la minería en el desarrollo de la región es tratar el tema en la educación, opinó el gerente regional de Energía y Minas, Juan Muñiz Delgado.

“Lo que falta es enseñar desde primaria, secundaria, universidad, institutos superiores, sobre la importancia  de tener tanta cantidad de minerales metales” manifestó Muñiz Delgado, a la vez que destacó que destrabando los proyectos mineros que se encuentran paralizados en la región será posible el desarrollo del potencial hidroenergético y de la agroindustria, salud, vivienda, transporte y turismo.

El país debe fiscalizar que las mineras formales realicen una explotación racional y sostenible, pues solo así, será posible que la actividad extractiva conviva con la agricultura y la ganadería y se mejore la calidad de vida de los pobladores de la zona de influencia, pues la minería cuenta con los recursos para construir represas y mejorar los canales de riego y las carreteras que son tan necesarias para que los hombres y mujeres del campo conviertan sus productos en divisas.

Paralizar la minería equivale a que crezca la deuda externa del país, pues tendríamos que pedir préstamos para cubrir ese 50% de divisas que representa la actividad minera. En este aspecto, el gerente regional refirió “Los recursos que la naturaleza nos ha dado son para beneficiarnos y tener mejor calidad de vida de nuestras poblaciones”.

La crisis social y económica generada por la emergencia sanitaria solo será superada contando con el empleo y los recursos que nos garantiza la actividad minera. Es momento de ponernos de acuerdo y pensar en el bienestar de todos, la provincia, la región, el país. Contamos con los recursos, pongamos voluntad, decisión y determinación para que el desarrollo no se detenga una vez más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook