El otro lado de la historia

(Publicado el 20 de abril del 2020)

En medio de las noticias de corrupción e irregularidades por parte de las autoridades locales en pleno estado de emergencia para detener la propagación del coronavirus, hay noticias que nos devuelven la certeza de que hay gente buena en el mundo. Estamos rodeados de héroes, con la capacidad de sentir la angustia ajena y solidarizarse con quienes menos tienen.

Eso es lo que sucede con la campaña “Esperanza en la energía” de Caritas Arequipa, que han recolectado donaciones, las cuales han sido distribuidas en 2422 canastas con productos no perecibles, como arroz, azúcar, leche, atún, fideos, aceite, avena y otros víveres. Estas canastas vienen siendo repartidas a familias vulnerables de Arequipa.

Dichas familias fueron identificadas por los sacerdotes y el personal de cada una de las 38 parroquias pertenecientes al Arzobispado de Arequipa. Estos vecinos, en su mayoría, no recibieron ni las canastas con víveres de los municipios, ni el bono social otorgado por el Estado, que fue en principio para pobladores urbanos y trabajadores independientes, y ahora también atenderán a sector rural.

La campaña “Esperanza en la energía” nos confirma que no necesitamos cargos de representatividad, ni cierto poder político para ayudar, solo buena voluntad. Las empresas privadas y las asociaciones civiles, como Caritas Arequipa, dan el ejemplo. ¿Cuándo se animarán a seguir este ejemplo las autoridades que dicen preocuparse por la población que supuestamente representan?, ¿y esos excandidatos que solo saben decir no a la inversión privada, dónde andan?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook