Educación virtual ¿es para todos?

(Publicado el 31 de marzo del 2020)

Mientras algunas universidades arequipeñas, como La Salle y la Universidad Católica Santa María, inician sus clases virtuales mañana, 1 de abril, el presidente Martín Vizcarra y el ministro de educación, Martin Benavides, anunciaron el inicio del año escolar 2020 para los colegios públicos, y el reinicio en el caso de los particulares, el próximo lunes 6 de abril, bajo la modalidad remota o virtual.

La Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU) ha señalado que las casas de estudio superiores que inicien sus clases de manera virtual, deben llevar asegurar que todos los alumnos cuentan con las herramientas necesarias, para garantizar una educación de calidad. Un tema similar se plantea en todos los niveles de educación básica, ¿tienen todos los estudiantes los instrumentos que supone una educación a distancia?

En el caso particular de Arequipa, Adolfo Quispe, secretario regional del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Educación del Perú (SUTEP), indicó que el 55% de los alumnos de las instituciones educativas públicas de la región no cuentan ni con internet, ni con computadora en casa, por lo que la medida de las clases virtuales, es buena, más no equitativa.

De otro lado, es bueno que se resalte que esta es una medida temporal, y que las clases presenciales se retomen en lunes 4 de mayo, pues como todos sabemos, en el colegio es en donde niños y adolescentes aprenden a interrelacionarse y crean vínculos, algo que no es posible a distancia. Por lo tanto, una vez pasada la crisis sanitaria, la educación virtual puede reforzar lo aprendido en clase, tal como lo hará la multiplataforma “Aprendo en Casa”, iniciativa del Ministerio de Educación, más no reemplazar las clases presenciales.

La educación básica es un derecho universal de todos los niños y adolescentes, acceder a ella no debe suponer, bajo ninguna circunstancia poner en riesgo la integridad ellos, por lo que suspender las clases fue una medida necesaria. Que una vez retomado el año académico, ninguna causa injusta y sin sentido aleje a los menores de lo que les corresponde, estudiar y forjarse un futuro mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook