Sabina Huisa, trabajadora de la Municipalidad Distrital de Cocachacra a la que se le debía más de 18 meses de sueldo, falleció víctima de COVID-19. La señora Sabina, que en paz descanse, trabajó en la primera línea de defensa contra el coronavirus, exigió justicia y que la comuna le pague lo que le corresponde por derecho mientras le alcanzaron las fuerzas.

Ante el lamentable deceso, el alcalde distrital de Cocachacra, Julio Cornejo Reynoso, junto con sus regidores y funcionarios de la municipalidad emitieron un comunicado por sus redes sociales haciéndoles llegar sus condolencias a los familiares de Sabina. Pero de los pagos que le debe a tantos trabajadores que siguen siendo maltratados, el alcalde no se pronuncia.

Por el contrario, Julio Cornejo Reynoso demuestra que la salud de los colaboradores de la Municipalidad no le importa y por eso no los ha provisto de los equipos de protección personal, ni les ha realizado las pruebas rápidas a los trabajadores municipales, incumpliendo el protocolo de prevención y atención ante el coronavirus, como denunció en su momento la propia Contraloría General de la República. El virus avanza y el alcalde sigue de brazos cruzados, haciendo gala de un desinterés e ignorancia increíbles.

De otro lado, los obreros de limpieza pública impagos de la Municipalidad Distrital de Cocachacra,  le han hecho llegar una  carta notarial al alcalde Cornejo, en la que destacan que el Gobierno Central desembolsó recursos a todas las municipalidades del país para garantizar la continuidad de los servicios de limpieza pública, por lo que no pagar los sueldos puntualmente no es consecuencia de falta de dinero, es un acto de mala fe.

Vecinos de Cocachacra, claman que Julio Cornejo Reynoso cumpla con desembolsar los recursos para pagar a los trabajadores de limpieza, que exponen su vida diariamente, en lugar de otros gastos superfluos como la cantidad de periodistas a su servicio, para tratar de levantar su imagen y candidatura a la Municipalidad Provincial.

Que la muerte de Sabina Huisa no sea solo otro fallecimiento que lamentar. Es hora de que la penosa e injusta realidad de los trabajadores de la Municipalidad Distrital de Cocachacra cambie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook