¡Al Valle se le respeta!

Los pobladores de Islay, y especialmente los del Valle de tambo, nos hemos dado cuenta quienes salieron beneficiados y quiénes perjudicados con la paralización, quien miente y quien no, quienes trabajan para beneficio de todos y quienes para llenarse los bolsillos. Por ello, señor Juan Edwin Viveros Flores, no le permitimos que nos falte el respeto. Lejos de dormirnos, de dejarnos dominar, de bajar la guardo, estamos más despierto y alertas que nunca.

Por eso no nos vamos a dejar mandonear, ni vamos a permitir mas extorsiones mal llamadas colaboraciones voluntarias. Mucho menos seguir pagando esos cupos, que no son más que un delito. El Valle de Tambo no es tierra de vándalos, ni de delincuentes, mucho menos de mafiosos, es una tierra de emprendedores, de gente trabajadora, de hombres y mujeres que quieren salir adelante a base de su propio esfuerzo.

Rechazamos la actitud de Viveros Flores y de todos esos pseudo dirigentes, falsos líderes y voceros de nadie, que con esas “colaboraciones voluntarias”, cupos y recursos de la población engrosan sus bolsillos, se compran propiedades y educan a sus hijos para que luego consigan trabajos bien pagados en las minas. Esas mismas minas que ellos rechazan, de la que reniegan, a la que le lanzan improperios.

Esa mina que sin trabajar ya está brindando educación y salud al Valle de Tambo, mediante capacitaciones, programas de desarrollo, campañas médicas y pagando el expediente técnico del hospital de Cocachacra y Alto Inclán. Esa mina que está convirtiendo un basural en un parque, que está construyendo locales comunales y mejorando espacios públicos, brindando empleo a los vecinos de las localidades.

No queremos insultos, ni adjetivos Viveros Flores, a este pueblo, a este Valle de Tambo, a esta provincia de Islay se le respeta. Aquí el respeto se demuestra trabajando por un desarrollo que no excluya a nadie. Aquí el respeto se demuestra promoviendo la ganadería, la agricultura, la pesca, el turismo, y por qué no, también la minería.

Somos honestos, somos honrados, somos legítimos, somos trabajadores. Viveros, si tú o cualquier otra mala imitación de líder no tiene esas virtudes y solo saben engañarnos, pues pueden irse por donde vinieron. Azuzadores y revoltosos que solo quieren engrosar sus alcancías sin mover un dedo no necesitamos, no queremos, no tienen lugar en nuestro Valle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook