Abandono e indiferencia en Cocachacra

La crisis sanitaria y económica por el avance en el contagio del COVID-19 no es el único mal que aqueja a Cocachacra. Los trabajadores impagos de la Municipalidad del mencionado distrito también deben lidiar con la indiferencia del alcalde, Julio Cornejo Reynoso, quien se niega a pagarles, a pesar de que existen sentencias judiciales que así lo exigen.

El problema de estos trabajadores no es reciente, hace meses que ellos reclaman sus salarios y Julio Cornejo se hace el loco, el sordo, el ciego, y no sabemos si no quiere o no puede entender que el sueldo es un derecho inherente a la persona, no un favor. Por lo tanto, el alcalde está en la obligación legal de pagar por un trabajo recibido, sino se convierte en un tirano, que abusa de su poder momentáneo.

Como si fuera poco, Cornejo Reynoso tampoco ha realizado las gestiones para que realicen las pruebas rápidas a los trabajadores de la Municipalidad Distrital de Cocachacra, poniendo en riesgo la vida de todos los trabajadores y sus familias, y olvidándose del protocolo de prevención del COVID-19 para los centros laborales.

Recordemos que unos meses atrás, el alcalde distrital de Cocachacra le restó importancia al COVID-19, comparándolo con una gripe o un resfrío. “No dejemos entrar a la neumonía y por ende, lo que sigue en el COVID-19” afirmó con una seguridad que solo demostró su falta de criterio, mientras tanto las cifras de contagiados de coronavirus en su distrito, se dispararan.

La preocupación y el dolor se respira en Cocachacra, pues las desalentadoras cifras de contagiados y fallecidos a causa del coronavirus tienen nombre y apellido, tienen el rostro de un vecino, un amigo o un familiar. Sin embargo, el alcalde está preocupado por los resfríos y la campaña de su hermano al Congreso. Para eso si hay recursos, para pagar a sus periodistas aduladores, que están en su “Onda”.

Cornejo Reynoso no hace, ni deja hacer. No les paga a los trabajadores que siguen exigiendo su derecho, no gestiona pruebas para los trabajadores, ni les proporciona equipos de protección personal, no hay campañas de sensibilización y de salud para el pueblo, no se preocupa por los servicios de salud, sigue contaminando el Valle, al arrojar basura y desagüe sin tratamiento, no hace nada y tanta indiferencia solo empeora la crisis que estamos atravesando sin líderes a la cabeza. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Facebook